CAMBIA AL MUNDO CAMBIANDO TU MISMO

El hombre razonable se adapta al mundo; el hombre no razonable se obstina en intenta adaptar el mundo a sí mismo. Todo progreso depende, pues, del hombre no razonable.

jueves, 28 de enero de 2010

AUTOMANIPULACION?


¿Es posible que nos manipulemos a nosotros mismos?... Parece mentira, que el ser humano, pueda hacer algo tan estúpido como perjudicarse a si mismo, hacerse daño, auto-destruirse. Es absurdo, que quiera renunciar a su dignidad de persona: “ser de intimidad, libre y responsable” y convertirse, poco a poco, en un ser irracional, “movido por los afectos y los instintos”. Parece increíble… pero, es cierto.

El asunto es grave, no sólo, por lo que supone de deterioro de su condición natural, de su categoría como ser, sino también, porque este reduccionismo, le impide alcanzar la felicidad a la que está llamado. El hombre, sólo puede ser feliz, como lo que es: un ser humano.

Dotado de consciencia, por ser inteligente y de voluntad, puede proyectar su futuro y buscar la verdad. Verdad, que le permite alcanzar las cuotas de libertad a la que aspira y que le procura la capacidad de amar. Que es… lo único, que, al hombre, le puede hacer feliz.

Sin embargo, vivimos en una sociedad que fomenta la auto manipulación. No sólo nos manipulan cuando, por jóvenes, estamos indefensos ante las “verdades” que se nos imponen. Sino que se nos invita a no pensar y seguir el modelo hedonista y permisivo con el que se han dotado nuestros mayores y con el que quieren ahogar el natural afán de saber y de libertad de la juventud.

Se apoyan, en nuestras debilidades y en las suyas, para sofocar la natural insatisfacción ante la falta de un auténtico amor. Nos hacen débiles y cobardes para que encontremos, en la caricia y la comodidad, el sucedáneo del verdadero amor. Nos enseñan a ser auto manipuladores para justificar su mediocridad. Ahora ya pensamos como ellos, aceptamos lo que ellos aceptan, queremos lo que ellos quieren, ya no buscamos la verdad, ni luchamos por un mundo mejor. Jamás, la juventud, había recibido tanto en bienes materiales y se queja, aplaudidos por sus mayores, por no tener ya, los que sus padres obtuvieron, con mucho esfuerzo, apenas ayer. Nos han hecho unos viejos. Pasamos de niños eternos a ancianos.

La verdad es que, en último término, nadie nos educa ni nadie nos manipula. En todo caso, hay un tiempo en la vida, en que cada cual, decide si quiere ser mejor y educarse, esforzarse por ser mejor, o bien, prefiere auto manipularse y dejarse llevar por sus debilidades. Es cierto, que los demás, con su ejemplo y dedicación, nos ayudan a ser mejores y otras, nos arrastran tirando de nuestras debilidades, pero, como seres libres, en definitiva, somos nosotros los que decidimos.

No obstante no podemos dejar de proclamar la alta responsabilidad de padres, educadores, comunicadores y gobernantes en los temas de educación. Nuestros niños y jóvenes son las victimas de una sociedad decadente y sin valores. Donde prima el dinero, la fama, el triunfo sin esfuerzo, el placer, la afectividad egoísta… Cuando uno se ve dominado por los sentimientos lo más fácil es dejarse llevar por ellos y auto manipularse.

¿Qué te parece si nos rebelamos y tratamos de recuperar, para nosotros y para los demás, la libertad y tratamos de vivir una vida auténticamente humana, en la reflexión y la lucha por ser mejores y, por tanto, mas humanos?

Hay se los dejo de tarea...unete al movimiento. No a la sociedad consumidora.

GUTIERREZ - ISF - ALUMNO

1 comentario:

  1. Y para agregar. No se ofendas chicos pero...
    La caja idiota es nuestra universidad ella controla nuestro nivel cultural y nos hace ver la vida como una caricatura nos hace pensar comprar y comer pura basura.
    La gente vive sumisa obedeciendo lo que diga Telerisa y hay muchos que creen que la vida es una jotonovela las cenicientas ya todas son princesas.
    De tanto ver la tele se nos va secar el coco ella nos chupa los sesos poco a poco.
    violencia sexo y degeneracion es lo que enseña diario la television y hasta en los programas para niños salen viejas encueradas
    ya la inocencia no existe ni en los cuentos de hadas.
    De tanto ver la tele ya nos volvimos teleadictos ella es la madre de todos nuestros vicios.
    la caja idiota es nuestra universidad ella controla nuestra forma de pensar ella rige nuestros actos y nuestras acciones ella controla nuestras vidas y nuestras pasiones.

    GUTIERREZ - UNACHPQE - ISF

    ResponderEliminar